Menu
22/11/2017

El ParlaCuba, una propuesta Democrática

  • Visto: 2149

Un grupo de demócratas cubanos asentados en EE UU y encabezados por la economista Marta Menor acaba de presentar en Puerto Rico, durante el II Encuentro Nacional Cubano, un proyecto de participación plural y democrática a través de internet, denominado el ParlaCuba. La realización de la iniciativa está pendiente de la recogida de recursos económicos, que sus organizadores esperan lograr gracias a donaciones.

II Encuentro Nacional Cubano, Puerto Rico 2016, donde se presentó el proyectoII Encuentro Nacional Cubano, Puerto Rico 2016, donde se presentó el proyecto

Se trata de la intención de integrar a todos los cubanos, no importa donde estén, en una especie de padrón electoral virtual, que nos permita identificarnos, saber quiénes somos y dónde estamos, qué hacemos y qué potencialidades tenemos, conocernos y dar a conocer nuestros datos personales, intereses, aspiraciones, preparación técnica y profesional e intercambiar sobre cualquier aspecto de interés de la vida de los cubanos en todas partes del mundo.

Sería un espacio virtual inclusivo en que todos podamos confluir, sin menoscabo de la posición social, política, raza, preferencia sexual, lugar de nacimiento o residencia para debatir democráticamente, todos, nuestros problemas e irnos estructurando como un gran parlamento popular donde incluso se puedan organizar grupos políticos afines, organizaciones y partidos con los cuales puedan irse identificando los cubanos.

Todos los registrados, no importa lo distante que estuvieran, podrían intercambiar por esta vía, conformar grupos virtuales y elegir a sus representantes. Se elegiría un parlamento deliberativo, que que serviría a todos los cubanos para dar sus opiniones sobre los distintos problemas que afectan a la nación e ir educándonos en las formas democráticas de gobierno más avanzadas y preparándonos para enfrentar mejor el futuro de Cuba.

<La iniciativa se basa en la idea que son cubanos todos los nacidos en la Isla,
sin importar el lugar de residencia, sus descendientes
ni los descendientes de estos.
>

Todos pueden registrarse en el ParlaCuba, con derecho a expresar su opinión sobre cualquier asunto y darla a conocer al resto, a postular, elegir y votar por sus representantes. Todo cubano debería tener derecho a entrar y salir del país con la sola portación de cualquier documento que lo acredite como tal, sea el pasaporte cubano, carné de identidad, partida de nacimiento, pasaporte extranjero donde se acredite origen cubano, entre otros. Todos dispondrían de los mismos derechos e igualdades ante la ley. El ParlaCuba promovería la libertad de pensamiento, asociación, política y económica.

Brindaría la posibilidad de identificar nuestras capacidades de todo tipo para hacerlas funcionar integralmente. Por ejemplo, quien necesite la colaboración de un abogado especialista en asuntos migratorios podría contactar con profesionales cubanos que conocen el tema donde quiera que se encuentren. Si una empresa o una cooperativa necesita el concurso de ingenieros o técnicos en determinado renglón, por esta vía podría ponerse rápidamente en contacto con ellos. Quien produzca una obra artística en Baracoa podría ser conocido por cubanos de todas partes del mundo.

Se crearía una biblioteca virtual donde pueda encontrarse todo tipo de información, especialmente obras artísticas, literarias, pictóricas, científicas, artesanales, etcétera, de todos los cubanos, lo cual serviría también para promoverlos y vender sus obras. Las páginas tratarían eventos, prensa, noticias de los municipios, foto de los registrados entre otros.

Es un proyecto democrático de orientación horizontal, en el que todos decidirían sobre los representantes y las propuestas finales de éstos, en votaciones tipo referendos sobre cuestiones de carácter fundamental.

Pese al limitado acceso a internet en la Isla, la iniciativa aspira a que se pueda ir superando con el tiempo y que la misma página del ParlaCuba sirva para ayudar en esa dirección.

Algunos creen que el Gobierno impediría el acceso a la página, pero este proyecto no está orientado contra nada ni contra nadie, ni en sus contenidos se permitirían ofensas, agravios ni descalificaciones personales de ningún cubano, no importa su manera de pensar.

Por razones de acceso, el manejo de la página se empezará fuera del país, pero en un futuro, cuando las condiciones lo permitan, podría hacerse desde el interior o combinadamente. De hecho, todos participarían en su conformación al inscribirse con sus datos.

Sería la vía ideal para la reunificación de la nación y la familia cubana, dentro del respeto a la diversidad, sin menoscabo de ninguna de las partes ni minorías y con garantías para la independencia de Cuba y la autodeterminación del pueblo.

Serviría igualmente como base para el establecimiento futuro de una verdadera Asamblea Nacional democrática, sin imposiciones, preeminencias partidistas, comisiones de candidaturas designadas ni boletas únicas y cerradas, a partir de una Cámara de Representantes elegida por el voto directo y secreto de todos los cubanos registrados.

La realización del proyecto demandará recursos para sostener y alimentar las páginas web, y el registro. Se espera que la generosidad de los cubanos puedan hacerlas realidad. Una contabilidad pública y transparente informará de los ingresos y egresos en que incurra el ParlaCuba.

Pedro S. Campos