Menu
25/09/2022
A+ A A-

Piden a las Naciones Unidas establecer corredor humanitario de asistencia al pueblo cubano

El documento exige al Gobierno cubano eliminar las restricciones a la distribución de ayuda humanitaria proveniente de organizaciones internacionales y de los cubanos en la diáspora

El Gobierno cubano critica la campaña utilizando su reiterado alegato sobre el impacto negativo del embargo económico de EE.UU., pero aunque reconoce la crisis sanitaria y humanitria rechaza autorizar soluciones viables como la contenida en esta petición.

Cubanos protestan por las condiciones sanitarias y huamnitarias

Ago. 17 (DP.net).– Un nutrido grupo de organizaciones y personalidades internacionales y de la diáspora cubana, incluyendo a líderes religiosos, escritores, artistas, intelectuales, periodistas, ex diplomáticos, académicos y activistas defensores de los derechos humanos, solicitaron a las Naciones Unidas establecer un corredor humanitario para ayudar al pueblo cubano sin interferencia por parte del régimen cubano.

La petición exige:

  • Eliminar las restricciones a la distribución de ayuda humanitaria proveniente de organizaciones internacionales y de los cubanos en la diáspora para los cubanos necesitados en la Isla.
  • Que se permitan visitas del Comité Internacional de la Cruz Roja a las prisiones en Cuba.

Además, los peticionarios expresan que el régimen ha impuesto “un bloqueo interno que impide a los cubanos producir alimentos y venderse bienes y servicios entre sí”; y que “también ha impedido que la diáspora cubana participe en esfuerzos humanitarios para brindar asistencia directamente a los cubanos necesitados”.

Todo comenzó hace pocos días, cuando la provincia de Matanzas (al Este de La Habana) se situó al borde del colapso sanitario por el aumento incontrolado de casos de COVID-19, con más de 1.300 por cada 100.000 habitantes, situación agravada por la escasez de medicamentos, alimentos y productos de higiene.

Algunas personas coordinaron de forma espontánea la campaña #SOSMatanzas a través de Twitter, Facebook, Telegram y Whatsapp para recolectar dinero, materiales médicos, alimentos y otros insumos y enviarlos a los lugares afectados.

A la iniciativa se sumaron luego organizaciones de la sociedad civil, gubernamentales y ciudadanos de Cuba, España, Inglaterra, Ecuador, Estados Unidos y otros países que se han organizado de forma solidaria y demandan un corredor humanitario ante la emergencia sanitaria.

En consecuencia, se redactó una petición y este documento fue enviado a la Alta Comisionada de las Naciones Unidas (ONU), Michelle Bachelet; al Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro; a los senadores estadounidenses Bernie Sanders y Patrick Leahy; al Presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli; al director general del Comité de la Cruz Roja Internacional, Robert Mardini; a la Primer Ministro de Lituani, Ingrida Šimonytė; a la Preisidente de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen; y a otras destacadas figuras internacionales.

Entre los firmantes de la petición se encuentran Hillel C. Neuer, director ejecutivo de United Nations Watch; Regis Iglesias Ramírez, vocero del Movimiento Cristiano Liberación, preso de conciencia que pasó siete años en una prisión cubana; Sirley Ávila León, activista de derechos humanos y víctima de un intento de asesinato con machete orquestado por el régimen en 2015; Carlos Eire, Profesor de Historia y Estudios Religiosos, Universidad de Yale; el Embajador Otto J. Reich, exembajador de Estados Unidos en Venezuela y actual presidente del Centro por una Cuba Libre; Karl Altau, Director Ejecutivo, Comité Nacional Estadounidense Conjunto Báltico (JBANC); la activista cubana Rosa María Payá, fundadora de la iniciativa ciudadana CubaDecide; Dmytro Potekhin, activista cívico y bloguero ucraniano; Ileana Fuentes, autora, traductora, feminista, defensora de los derechos humanos y la democracia; el Reverendo Mario Félix Lleonart Barroso, presbítero, fundador y coordinador del Instituto Patmos; el periodista Carlos Alberto Montaner; y los empresarios Raúl Masvidal y Guillermo Marmol, el vocero del Movimiento Cristiano Liberación; Hillel C. Neuer; Sirley Ávila León, activista de derechos humanos; y Karl Altau, Director Ejecutivo del Comité Nacional Conjunto Báltico Estadounidense; etc., etc.

[ Texto de la petición y recogida de firmas ]