Menu
01/12/2022
A+ A A-

La Corte Suprema de Estados Unidos declara inconstitucional la prohibición de portar armas para la defensa pesonal en el Estado de Nueva York

  • Justice Thomas: law violates Constitution by preventing law-abiding citizens from defending themselves in public. Judge Clarence thomas

Washington DC, June 23 (DP.net).– La Corte Suprema votó 6 a 3 el 23 de junio para anular por motivos constitucionales el draconiano sistema de permisos de portación de armas del Estado de Nueva York.

La Corte Suprema ha estado fortaleciendo las protecciones de la Segunda Enmienda en los últimos años ayudando a ampliar las protecciones de propiedad de armas. En District of Columbia vs Heller (2008), la Corte Suprema sostuvo que la Segunda Enmienda protege “el derecho individual a poseer y portar armas en caso de confrontación”, y en McDonald v. City of Chicago (2010), sostuvo que este derecho “es plenamente aplicable a los Estados”.

El fallo se produce en medio de un súbito aumento de las tasas de criminalidad que han estallado desde la violencia callejera desatada en 2020 y se ha agudizado tras las demandas de activistas radicales para desfinanciar a los departamentos de policía. Sin embargo, una serie de normas para el control de armas, presentadas por la actual administración a raíz de una serie de tiroteos masivos de alto perfil, está integrando nuevos proyectos de ley en el Congreso.

La ley de permisos de armas del "Empire State" de Nueva York, al igual que las leyes en otros siete Estados, generalmente requiere que el solicitante demuestre una "causa justificada" para obtener una licencia para portar un arma oculta en público.

Nueva York tipificaba hasta ahora como delito poseer un arma de fuego sin licencia, ya sea dentro o fuera del hogar. Una persona que quiera portar un arma de fuego fuera de su hogar puede obtener una licencia sin restricciones para "tener y portar" una "pistola o revólver" oculto si puede probar que "existe una causa adecuada" para hacerlo, de acuerdo con la ley estatal. Un solicitante cumple con el requisito de "causa adecuada" sólo si puede "demostrar una necesidad especial de autoprotección distinguible de la de la comunidad en general", según un fallo de 1980 de la Corte Suprema de Nueva York en Klenosky vs New York City Departamento de Policia.

El problema específico ante el Tribunal Supremo federal era si la denegación por parte del Estado de las solicitudes de licencias de portación oculta para defensa propia de los solicitantes viola la Constitución de los Estados Unidos.

“Debido a que el Estado de Nueva York emite licencias de transporte público de armas sólo cuando un solicitante demuestra una necesidad especial de defensa propia, concluimos que el actual régimen de licencias del Estado viola la Constitución”, escribió el Juez Thomas.