Menu
18/08/2018

Torretas y alambradas para la minoría uigur en Xinjiang

Campamento de "reeducación" en XinjiangCampamento de "reeducación" en Xinjiang Según algunos cálculos, el 11,5% de los uigur podrían estar en campos de "reeducación" forzosa

Beijing, Mayo 16.– Centenares de miles de funcionarios del Partido Comunista que se instalan a vivir con las familias locales. Un aparato de seguridad cuyo gasto se ha multiplicado por diez en una década. Cámaras de vigilancia, policía, puestos de control. En Xinjiang, la campaña de control de la población uigur, la etnia de religión musulmana originaria de esta provincia china, ha alcanzado niveles asfixiantes en nombre de la lucha contra el terrorismo, según denuncian activistas y académicos. Tan asfixiantes que según algunos cálculos hasta el 11,5% de los uigur de Xinjiang -un millón de personas- pueden estar internados en una red de campos de “reeducación”.

“La seguridad y la estabilidad en Xinjiang se ha convertido en una preocupación principal a causa de la Nueva Ruta de la Seda (el plan estratégico chino de una red de infraestructuras que le comunique con el Oeste). El Estado inició una campaña masiva de seguridad que ha consistido en reclutamientos de policía, sistemas de vigilancia, pero nada de eso era suficiente. Además, la reeducación se estableció como el paso final en la lucha contra cualquier forma de separatismo. Estamos hablando de la reeducación de una población entera”, explica por teléfono Adrian Zenz, académico de la Escuela Europea de Cultura y Teología en Korntal (Alemania), que este martes ha publicado un detallado informe sobre estos centros de reeducación en el medio especializado China Brief, de la Jamestown Foundation.

En 2009, unas sangrientas revueltas enfrentaron a los uigur con los han, la etnia mayoritaria en China, y dejaron casi 200 muertos. Entre 2013 y 2014, China vivió una serie de graves atentados en distintas áreas del país que atribuyó a separatistas islámicos uigur. Desde entonces, ha emprendido una campaña cada vez más dura de represión y control en Xinjiang ...

[ Texto completo
[ Testimonio de un chino "reeducado"