Menu
25/04/2017

Crean en Madrid un Registro de las Asociaciones cubanas de la sociedad civil independiente dentro de Cuba

  • Gerardo E. Martínez-Solanas
  • Visto: 155

Madrid, Abril 9 (DP.net).─ El jueves 6 de abril se reunieron en Madrid destacados cubanos procedentes de Cuba con miembros del Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH), entre los cuales se encuentra nuestro WebMaster, Ernesto Ortiz. El OCDH organizó este evento para lanzar la iniciativa 'Registro de Asociaciones cubanas de la sociedad civil', motivados sus miembros por las trabas políticas y jurídicas existentes en la isla que entorpecen o impiden la labor de cualquier grupo de la sociedad civil independiente del gobierno, negándole las autoridades toda visibilidad y reconocimiento público.

En su convocatoria anunciaron que “a modo simbólico, realizaremos la primera inscripción en el Registro de Asociaciones de la sociedad civil cubana con la Asociación Jurídica Cubana (AJC)”. Con esta iniciativa rompen desde España la censura del gobierno castrista a las asociaciones independientes de la sociedad civil cubana.

La AJC no es reconocida legalmente en su país, pero acaba de estrenar este nuevo registro impulsado desde Madrid por el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) que desarrolla esta nueva estrategia orientada a esquivar la censura y los obstáculos que interponen las autoridades cubanas a los trámites de creación y funcionamiento de organizaciones no vinculadas al aparato del Estado.

El OCDH anunció también en su convocatoria que: “Intervendrán en la presentación tres intelectuales cubanos que viven condicionados por la represion del régimen y expondrán las limitaciones que sufren las asociaciones de la sociedad civil para su legalización.” Los participantes de la AJC que llegaron de Cuba para este evento fueron JORGE OLIVERA CASTILLO, Ex-preso político de la Primavera Negra de 2003, Escritor y periodista independiente; WILFREDO VALLÍN, Fundador y Presidente de la organización independiente Asociación Jurídica Cubana (AJC); y AMADO CALIXTO GAMMALAME, Ex-Juez cubano y actual Vicepresidente de la Asociación Jurídica Cubana (AJC).

En la presentación del acto, el Director del OCDH, Alejandro González Raga, destacó los propósitos de «dar visibilidad» a la sociedad civil cubana y de que las asociaciones, "durante mucho tiempo vilipendiadas por el régimen cubano" y tachadas de "organizaciones fantasma", tengan un lugar donde estar y donde se las pueda encontrar. En otras palabras, se trata de «homologar» a estas asociaciones con otras organizaciones a nivel internacional, para concederles la debida «legitimidad», aunque no la «legalidad» en su propio país. Admás, “el Registro da visibilidad a asociaciones mucho tiempo vilipendiadas”, apuntó González Raga.

Otras asociaciones interesadas en inscribirse en este Registro deben rellenar un formulario, sin que exista ninguna censura ni condiciones políticas, explican sus promotores. Únicamente se exigirán requisitos formales y un carácter cívico y no violento y se llevará a cabo un proceso de verificación de la existencia real de la organización en cuestión. Según afirma González Raga, ya hay otras organizaciones, como las Damas de Blanco, UNPACU, Somos Más, Proyecto Arco Iris, Plataforma Femenina o Convivencia Cuba, que están disponiéndose a inscribirse.

El fundador de la AJC, Wilfredo Vallín, confía en que la inscripción de su Asociación en este Registro de Asociaciones de la Sociedad Civil Cubana permitirá que "mucha más gente acuda" a recabar el asesoramiento que ellos ofrecen a los ciudadanos cubanos en asuntos legales. Gracias a esta iniciativa espera "poder ayudar a muchos más cubanos".

Conforme a la ley vigente en Cuba, todas las asociaciones que sean creadas en la isla deben estar vinculadas obligatoriamente a algún órgano estatal y sus miembros deben dar cuenta de sus actividades a las autoridades. Cualquier asociación de la sociedad civil que vaya en contra de la línea marcada por el Estado y el Partido Comunista es "rechazada de plano", como explicó durante la reunión el ex juez del Tribunal Supremo de Cuba y vicepresidente de la AJC, Calixto Gammalame. El ex juez Gammalame aseguró que en Cuba "no hay independencia" de la Justicia, sino que "hay un solo poder", razón por la cual él dejó de ejercer.