Menu
28/11/2020

DemocraciaParticipativa.net se limita a dar publicidad como un servicio público a campañas encaminadas a defender los derechos humanos y/o a promover esfuerzos de ayuda humanitaria.  No estamos vinculados con ninguna de estas campañas, salvo en los casos en que así lo informamos expresamente.

A+ A A-

Todos somos responsables de la vida o la muerte de Asia Bibi

Asia Bibi Asia Bibi es una mujer entre muchos cristianos que sufren represión y persecución en Pakistán por motivos religiosos. El gobierno de Pakistán simula ser aliado de las democracias pero aplica feroces medidas discriminatorias contra los cristianos o permite con indiferencia que turbas extremistas fomenten el terror por su cuenta.

Desde que en diciembre de 2014 publicamos una denuncia en estas páginas, venimos denunciando casos como este, que los medios de prensa destacan sólo cuando se producen en Siria, Iraq, Irán o Libia, pero aparentan ignorarlos cuando se trata de presuntos "aliados" como Pakistán.

Otro caso prominente que denunciamos en julio de este año sobre el asesinato de Qandeel Baloch (también conocida como Fauzia Azeem) es uno de tantos que demuestra que el odio religioso que promueven extremistas islámicos no se limita a ISIS, Hezbolah, Al Qaeda y otros grupos terroristas sino que medra en los altos niveles de gobierno en países como Pakistán, Arabia Saudita y otros.

Asia Bibi está en la cárcel desde hace siete años, condenada a muerte, sentencia que se ha aplazado hasta ahora gracias a diversas gestiones como esta que ahora realizamos. Pero ahora se acerca el momento decisivo que decidirá su suerte. Su tragedia está también relacionada con la masacre del día de Pascua en Lahore. Fue arrestada el 19 de junio de 2009 y condenada a muerte el 11 de noviembre de 2010 con la acusación, no sostenida por pruebas, de haber violado la ley que en Pakistán castiga con la ejecución capital la ofensa a la religión islámica. Personalidades musulmanas que trataron de defenderla terminaron asesinados, como Salman Naseer, baleado por uno de sus guardaespaldas el 4 de enero de 2011, Shahbaz Bhatti, paladín de los derechos humanos y ministro para las minorías, asesinado el 2 de marzo de 2011, entre otros.

No es necesario ser cristiano o católico para reclamar con firmeza justicia a nivel internacional para castigar estos crímenes de lesa humanidad y defender los derechos humanos en cualquier parte donde se conculquen, independientemente de las relaciones políticas o diplomáticas que se mantengan en esos momentos con los países que se burlen de las normas internacionales del derecho y de la dignidad y libertad de sus propios pueblos.

Invitamos a ver ESTE VIDEO en el que se informa sobre la sitación actual del caso de Asia Bibi en Pakistán. Es importante divulgarlo y exigir a nuestros representantes y gobernantes en los países democráticos que tomen cartas en el asunto para impedir el crimen que se pretende cometer contra ella.

Al menos por compasión tenemos la obligación de sumarnos a una petición de misericordia para Asia Bibi Por favor, abran ESTA PÁGINA DE LA WEB e incluyan su adhesión a esta justa petición