Logo

Régimen cubano arrecia sus brutales tácticas represivas

View Comments

Ene. 22 (DP.net).─ La Iniciativa Cultural para una Democracia Participativa y su subsidiaria en la WEB, DemocraciaParticipativa.net, condenamos enérgicamente los constantes incidentes de brutal represión que se cometen en Cuba contra opositores pacíficos.

Las denuncias constantes de agresiones crueles y hostigamiento sistemático a los opositores no logran frenar la violenta actividad represiva que se ha recrudecido durante los últimos meses y que ya se prolonga por más de 50 años.

Según la Christian Solidarity Worldwide (CSW), las autoridades de la isla desplegaron una política de mano dura contra seguidores y voluntarios de diferentes centros parroquiales y casas de oración, entre otros.

El informe también denunció actos de hostigamiento y acosos sistemáticos contra iglesias Metodistas, Pentecostales y Bautistas. Asimismo deploró la negativa del gobierno cubano de permitir actividades y reuniones de grupos como el llamado Movimiento Apostólico.

Las conclusiones del CSW coinciden con otros informes independientes de diversas procedencias que afirman que la Seguridad del Estado ha reforzado su política de cero tolerancia y hostigamiento contra disidentes y activistas pacíficos en general.

El martes se reportó también una brutal golpiza a varios opositores en la localidad de Cotramaestre, en la zona oriental de la Isla. Estas son algunas de las fotos que se han podido filtrar al extranjero:

AQUÍ

Turbas paramilitares conocidas como "Brigadas de Respuesta Rápida" se dedican a hacer este trabajo sucio, acudiendo en vehículos proporcionados por el Estado, vestidos de civil, pero frecuentemente custodiados por personal uniformado.  Suelen apostarse frente a las viviendas de los opositores por horas y a veces días enteros, agrediéndolos de palabra y obra y sitiando violentamente su habitat y pintando sus fachadas con consignas e insultos.  Otras veces agreden ferozmente a manifestantes pacíficos en las calles. Frecuentemente ha sido a un grupo de mujeres indefensas conocidas como "Las Damas de Blanco", cuando éstas desfilan en silencio sosteniendo gladiolos en sus manos.  La policía suele llevarse detenidos a los manifestantes después de la agresión bajo el cargo de "desacato" o de "alteración del orden público".  Los miembros de las turbas paramilitares no son nunca molestados ni detenidos.

Según Human Rights Watch, "Cuba sigue siendo el único país de América Latina donde se reprimen casi todas las formas de disenso político." Subraya también en su informe que: "Además de iniciar procesos penales, cada vez es más habitual que el gobierno de Raúl Castro recurra a detenciones arbitrarias con la finalidad de perseguir e intimidar a personas que ejercen sus derechos fundamentales."

El gobierno cubano no ha permitido durante los últimos 50 años investigaciones imparciales por parte de organizaciones internacionales de sus prácticas relacionadas con los derechos humanos. Se niega a reconocer a sus ciudadanos el derecho a monitorear los derechos humanos como una actividad legítima, niega estatus legal a las organizaciones locales de derechos humanos y recurre a la persecución, las golpizas y el encarcelamiento para castigar a defensores de derechos humanos que tratan de organizarse para intentar una recopilación y documentación coherente de los abusos.

[ Otros detalles ]

© Democracia Participativa / Participatory Democracy