Menu
31/03/2020
A+ A A-

Naciones Unidas: Dura crítica del Comité contra la Tortura al régimen cubano

  • Comité contra la Tortura le pide cuentas a Cuba por una larga serie de abusos contra los derechos humanos
  • Se trata de un informe publicado el 1º de junio que critica la falta de información por parte del gobierno cubano

Ginebra, Jun.1 (DP.net).─ El Comité Contra la Tortura, organo subsidiario de la Comisión de Derechos Humanos, señaló en un informe de 6,000 palabras que estaba preocupado "por los informes que denuncian el uso de métodos coercitivos en interrogatorios [policiales], en particular la privación del sueño, reclusión en condiciones de aislamiento y exposición a cambios bruscos de temperatura".

El informe "lamenta" repetidas veces la "poca o ninguna" información recibida sobre alegaciones específicas de abusos y pidió a Cuba que establezca un organismo "independiente" que reúna, investigue e informe sobre las alegaciones de abusos por parte de las autoridades y subrayó que Cuba está obligada a permitir una visita de un funcionario designado de las Naciones Unidas.

Opositores hostigados y golpeados por las "brigadas de respuesta rápida"Opositores hostigados y golpeados por las "brigadas de respuesta rápida"Sobre las cárceles cubanas, indicó que "sigue sumamente preocupado por los informes recibidos sobre las condiciones de hacinamiento, malnutrición, falta de higiene e insalubridad y atención médica inadecuada". Además, el informe señala que ha habido miles de quejas sobre detenciones a corto plazo de disidentes.

El Comité pide también en su Informe aclaraciones, entre muchos otros casos, sobre las presuntas agresiones de la policía durante una manifestación pacífica en Sancti Spíritus en febrero de 2008; sobre la violenta agresión contra Alexandre Santos Hernández en Holguín por ocho miembros de una "brigada de respuesta rápida"; y sobre la gresión y acoso contra los familiares del periodista Raymundo Perdigón Brito a la salida del juicio en el que este fue condenando por "peligrosidad" en diciembre de 2006

El Comité contra la Tortura es el órgano de expertos independientes que supervisa la aplicación de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes por sus Estados Partes.  El Comité está compuesto por Essadia Belmir (Vicepresidenta), de Marruecos; Alessio Bruni, de Italia; Fernando Mariño Menéndez, de España; Nora Sveaass (Relatora), de Noruega; y Xuexian Wang (Vicepresidente), de China; cuyas funciones en el Comité expiran en 2013.  Y por Satyabhoosun Gupt Domah, de Mauricio; Felice Gaer (Vicepresidenta), de Estados Unidos; Abdoulaye Gaye, de Senegal; Claudio Grossman (Presidente), de Chile; y Goerge Tugushi, de Georgia; cuyas funciones en el Comité expiran en 2015.

Sede de la Comisión de Derechos Humanos en GinebraSede de la Comisión de Derechos Humanos en GinebraTodos los Estados Partes deben presentar al Comité informes periódicos sobre la manera en que se aplican, reconocen y respetan los derechos. Inicialmente, los Estados deben informar un año después de su adhesión a la Convención y luego cada cuatro años. El Comité examina cada informe y expresa sus preocupaciones y recomendaciones al Estado Parte en forma de "observaciones finales".

El gobierno cubano presentó el 22 de mayo un informe que ya contaba con más de 9 años de retraso, el cual según el Comité contra la Tortura "no se ajusta plenamente a las directrices" establecidas por el panel de 10 miembros de las Naciones Unidas que revisa el historial de los países. Aunque el informe oficial del gobierno cubano no se hace responsable de las muertes en prisión, no es válido el descargo porque carece de detalles concretos. Igualmente, el Comité criticó el informe oficial por inconsistencias y falta de información adecuada en cuanto a los arrestos arbitrarios, los hostigamientos y abusos, las definiciones jurídicas ambiguas, como "peligrosidad social predelictiva" y la actitud oficial permisiva o incluso alentadora de los denominados "actos de repudio" contra grupos de la oposición.

Cuba tampoco presentó información alguna sobre las personas acusadas de "delitos contra la Seguridad del Estado", vistos generalmente como presos políticos.

Entre muchas otras consideraciones en el Informe, el Comité "lamenta la reticencia del Estado... a presentar información completa" sobre las detenciones a corto plazo. "Tenemos denuncias de 2.400 detenciones en 2012, de las cuales 420 se produjeron el pasado mes de marzo. Serían detenciones de corta duración y queremos que Cuba aclare todos los casos", precisó Nora Sveaass, una de los diez expertos independientes de diferentes nacionalidades que componen este Comité y quien evocó el tema durante la audiencia.

El experto senegalés Abdulaye Gaye criticó que la tortura no sea una infracción autónoma en el Código Penal de Cuba, que haya detenciones de carácter indefinido, sin plazos máximos, y requirió a la delegación de Cuba le informe si un detenido puede elegir a un médico para que lo examine.

El Vicefiscal General de Cuba, Rafael Pino Becquer, había afirmado ante el Comité el 22 de mayo que su país cumple con los postulados y obligaciones ante la Convención de la ONU contra la Tortura y otros Tratos y Penas Crueles o Degradantes, de la cual es Estado parte desde mayo de 1995. Al presentar su informe nacional en el examen periódico universal ante el Comité de Naciones Unidas que vigila el cumplimiento de esa Convención, Pino sostuvo que, sin embargo, las autoridades cubanas no tenían jurisdicción sobre una porción del país. "Al Estado cubano se le impide el ejercicio de su soberanía en el territorio que ocupa ilegalmente la Base Naval de Estados Unidos en la Bahía de Guantánamo, convertida en un centro internacional de torturas".

Reaccionando a este informe luego de su publicación, el Vicefiscal declaró que "en Cuba, los auténticos defensores de los derechos humanos son protegidos" y agregó que "nadie en nuestro país ha sido perseguido o sancionado por ejercer sus derechos, incluidos los de libre expresión y asociación". No obstante, en su declaración no ofreció ni prometió ofrecer pruebas sobre sus afirmaciones.

En cuanto al lado positivo, el informe del Comité elogió a Cuba por firmar cuatro acuerdos internacionales sobre los derechos de los niños y las personas discapacitadas y las "desapariciones forzadas", aprobar un plan de varios años para reparar las instalaciones carcelarias y trabajar para reducir la violencia familiar.

El informe señaló además que el gobierno cubano ha dado ahora "una respuesta afirmativa" a una solicitud de visita a la isla del relator especial de las Naciones Unidas sobre torturas y otros abusos físicos.