Menu
18/05/2022
A+ A A-

Ica: ANP repudia ataques a periodistas durante cobertura de manifestaciones públicas

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) repudia los ataques contra periodistas que cubrían las incidencias de las protestas en la región Ica la mañana de este lunes 4 de abril. Jaime Paco, Pilar Zárate, Giomar Magallanes y Henry Lovera fueron hostigados, insultados y agredidos físicamente.

Según relataron a la Oficina de los Derechos Humanos del Periodista de la ANP, los agresores no son identificados como integrantes de los gremios en protesta, sino como personas presuntamente infiltradas y que generaron desmanes. Alrededor de las 7 de la mañana el periodista Jaime Paco Chipana, corresponsal de ATV en Ica, se encontraba grabando las incidencias en el sector El Álamo, a la altura del Km. 300 de la Panamericana Sur. En estas circunstancias se acerca un hombre que grita “¡A toda la prensa bótenlo!”, ante lo que un numeroso grupo de personas rodea al periodista, quien atina a moverse para salir del peligro.

Mientras Paco Chipana caminaba las personas comenzaron a arrojarle botellas hasta que uno, sorpresivamente, le echa agua y gaseosa en la espalda. Al mismo tiempo, a unos metros de distancia, a la altura del Km 300.5 de la Panamericana Sur, la periodista Pilar del Rosario Zárate Araujo, Corresponsal de TV Perú, y su camarógrafo, Giomar Magallanes, se preparaban para iniciar un despacho en vivo para su canal. En ese momento observan que un grupo de alrededor de 30 personas se acerca corriendo hacia dónde estaban, gritando insultos y expresiones como ”¡¿Qué estás grabando?!”, en alusión al registro que realizaban de las incidencias. La turba rodea a Zárate y Magallanes. Al camarógrafo le arrebatan la cámara, asimismo le quitan su billetara y sus llaves. A la reportera le arrebatan el celular, arrojan su micrófono al suelo -generándole daños-, le quitan sus equipos de transmisión y hurtan el dinero que tenía en sus bolsillos, el mismo que luego se reparten.

Un instante después, un desconocido le devuelve el celular a Pilar Zárate. Tras ello, el equipo periodístico intenta nuevamente hacer su transmisión en vivo, sin embargo, los agresores se percatan de esto y comienzan a arrojarles piedras. Pilar Zárate y Giomar Magallanes se refugian ingresando a un negocio privado para, calmada la trifulca, salir de la zona.

Por su parte, el periodista de canal 29, Henry Lovera Hernández, se encontraba cubriendo desde las 6 de la mañana las incidencias del paro de transportistas en las zonas ubicadas en la entrada de Ica. El reportero grababa video con su celular y se movilizaba con la ayuda de un familiar que lo trasladaba en moto lineal. Alrededor de las 8:15, a la altura de la Universidad Privada San Juan Bautista, un grupo de personas con palos y piedras se le acerca violentamente entre gritos. El periodista responde gritando “¡soy prensa!”.

Según relató Lovera Hernández, estas personas habrían saqueado un centro comercial minutos antes y presentaban signos de encontrarse en estado de ebriedad. Mientras se acercaban, los sujetos comenzaron a arrojar piedras en dirección al periodista, las que no le cayeron a él pero sí a la moto que lo trasladaba y al pie de su conductor. Los agresores rodearon a Henry Lovera, quien ante sus gritos de “borra el video” pausa la grabación y guarda el celular en su bolsillo para protegerlo.

Este gesto ocasionó que la turba se enfureciera. En ese momento, uno de los sujetos intenta meter su mano al bolsillo del periodista en que estaba el celular, pero no logra arrebatarle el equipo. Al mismo tiempo, otro mete su mano al bolsillo trasero de su pantalón, donde se encontraba su billetera, la que logra proteger a tiempo. En medio de la trifulca, al periodista le arrebatan su carnet de prensa, que tenía colgado en el cuello, y sale huyendo de la muchedumbre que lo tenía rodeado.

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú - ANP expresa su enérgico rechazo a estas agresiones contra Jaime Paco, Pilar Zárate, Giomar Magallanes y Henry Lovera. Desde la ANP hacemos un llamado urgente a la Policía Nacional del Perú (PNP) y al Ministerio Público a fin de identificar, procesar y sancionar a los agresores de los hombres y mujeres de prensa en Ica y determinar si son ciudadanos ejerciendo legítimo derecho a la protesta o infiltrados en las movilizaciones, quienes en todo momento recriminaban el registro periodístico de sus excesos.

Por último, la ANP, en circunstancias como las descritas, sabiendo que coberturas de conflicto social eleva los riesgos de quienes en el lugar de los hechos toman registro gráfico o videográfico de lo que acontece requiere a la Policía Nacional garantías para la labor de la prensa a expensas de que quienes desarrollen actuaciones violentas intentarán impedir cualquier prueba que pueda incriminarlos. La labor de la prensa es esencial para identificar a quienes, de uno u otro lado cometen excesos, por lo que debe ser cautelada en todo Estado de Derecho.

Lima, 4 de abril del 2022