Menu
18/01/2021
A+ A A-

Informe Anual 2020 de Derechos Humanos en Cuba


El Observatorio Cubano de Derechos Humanos interpone denuncia contra el gobierno de Cuba por agravamiento de la situación represiva en la isla.

Se han documentado al menos 1.798 detenciones arbitrarias. En, al menos, 216 se usó la violencia por parte de las autoridades. Aumentaron hasta 1.647 las retenciones forzosas de activistas en sus casas, sitiadas para impedirles la salida; y las agresiones físicas y el exceso en el uso de la fuerza, incluso la letal, fueron elementos presentes en las actuaciones policiales.

Además, aumentó la pobreza y se deterioraron todos los derechos sociales y el 64% de los cubanos vive con menos de 1,11 USD por día (media de 3 personas por hogar).

2020 ha sido un año nefasto para los derechos humanos en Cuba. Se han incrementado las prohibiciones y las limitaciones al ejercicio de libertades, y la represión tomó una deriva peligrosa que coloca al país a las puertas de un proceso similar a la Primavera Negra de 2003, afirma el Observatorio Cubanos de Derechos Humanos (OCDH) en su informe anual.

«El Estado cubano no solamente sigue funcionando al margen de los derechos humanos, sino contra estos, incluso de aquellos que establecieron en su propia Constitución», indica el documento.

Para el OCDH, la designación de Díaz-Canel al frente del país «no ha supuesto una mejoría en casi ningún aspecto para la vida de los cubanos».

Destacan también que: «El ataque sistemático a la libertad de expresión ha sido una de las constantes en el año recién concluido. Desde las instituciones del Estado, utilizando dinero público y los únicos medios de comunicación permitidos, se han emprendido intensas campañas contra el ejercicio de este derecho
(...)

[ Texto completo
[ Informe
- formato PDF