Menu
20/11/2018
A+ A A-

Patrón sistemático de Torturas en Venezuela exige reacción contundente de la Comunidad Internacional

La Organización Demócrata Cristiana de América reitera su estupor por la forma brutal en la que fue asesinado el Concejal de Caracas Fernando Albán en la sede de la policía política de Venezuela. Junto con expresar nuestro pesar y solidaridad a sus familiares, amigos y compañeros de su partido Primero Justicia, comprometemos nuestro apoyo en la búsqueda de justicia y castigo a los responsables.

Las reiteradas denuncias de torturas brutales contra civiles y militares detenidos en las sedes del Sebin y DGCIM en Venezuela terminaron cobrando la vida del Concejal Albán.

Cuando desde el poder se utilizan métodos despiadados para obtener declaraciones que satisfagan el interés político del régimen, se están violando derechos humanos que incriminan de responsabilidad a los funcionarios que los ejecutan, a quienes los ordenan; y desde luego, al Sr Nicolás Maduro quien promueve y practica esa sistemática política de torturas y ultraje a la dignidad de sus compatriotas.

La ODCA es, por naturaleza, promotora del diálogo como instrumento para la convivencia y la paz; lamentablemente en Venezuela el régimen de Nicolás Maduro ha saboteado y defraudado toda iniciativa de diálogo sincero y eficaz. Convertir al diálogo en una puerta de escape para evadir responsabilidades es una constante del gobierno venezolano.

Recordamos que además de las notables lesiones a la Constitución; a partir del 10 de enero, Venezuela entrará en una situación más crítica al vencer el periodo de Gobierno sin un presidente legítimamente electo, como bien lo señala la OEA en su resolución del 05 de junio del año en curso. Sin canal humanitario, liberación de todos los presos políticos, restitución de la legitimidad y legalidad de los partidos políticos y un órgano electoral confiable para todos los venezolanos, hablar de dialogo es una bofetada a la inteligencia.

Recordamos que nuestro compañero Roberto Enríquez, presidente de Copei lleva diecinueve meses refugiado en la embajada de Chile en Caracas, víctima de una persecución gubernamental que amenaza su vida y su libertad y que además ha sometido a nuestro partido hermano Copei a una intervención judicial violatoria de las más elementales garantías constitucionales.

Vemos con preocupación cómo además de Roberto Enríquez otros jefes de partidos políticos son también sometidos a persecución o prisión como Leopoldo López, Julio Borges, María Corina Machado, Antonio Ledezma y los diputados: Juan Requesens, Freddy Guevara ( también asilado en la embajada de Chile),Gaby Arellano, Lester Toledo, José Manuel Olivares, Tomás Guanipa, los alcaldes David Smolansky, Ramón Muchacho, Warner Jiménez, Delson Guarate y Daniel Ceballos; y dirigentes como Oscar Pérez, Carlos Ortega y el excandidato presidencial de Copei Oswaldo Álvarez Paz, entre muchos otros valiosos dirigentes. Todo esto es un claro indicador de que en Venezuela la lucha política es repelida con la violencia y el terrorismo de Estado.

Desde ODCA condenamos la sistemática persecución a la dirigencia política en Venezuela que hoy día conmociona al mundo con el crimen de Fernando Albán.
ODCA continuará trabajando en todas las instancias internacionales para lograr que en el más corto plazo esta situación se revierta en Venezuela.

Santiago de Chile, 17 de octubre de 2018

Francisco Javier Jara
Secretario Ejecutivo ODCA
Namur 51, Oficina 51, Santiago de Chile, Chile
Tel. Oficina: (+56- 2) 2664 2728
Tel. Móvil: (+56- 9) 4442 0187