Menu
25/06/2018

Se multiplican en 2017 los arrestos políticos en Cuba

Mediante una nota de prensa difundida en España, el Observatorio Cubano de derechos Humanos (OCDH) ha denunciado que el régimen cubano agudiza su “dinámica represiva”.

El OCDH hizo pública la cifra de detenciones arbitrarias que han tenido lugar en la Isla, desde enero 1º  hasta el 1º de diciembre de 2017, alcanzando la cifra record de 4.665 arrestos, 306 de ellos en el mes de noviembre. En la mayoría de los casos se ha reprimido también a las mujeres, entre las cuales se registraron 211 detenciones.

La OCDH señaló las detenciones arbitrarias de corta y larga duración, el decomiso o robo de bienes personales o de medios de trabajo, la prohibición de salida del país a disidentes invitados a eventos internacionales, así como la retención y asedio a activistas en sus propias casas.

En nombre de la oposición cubana subraya el “amplio alcance” de esa estrategia represiva del Gobierno castrista, “que llega a escudriñar los resquicios de la incipiente sociedad civil cubana”, principalmente entre periodistas, artistas y líderes juveniles.

En la nota citan, entre otros ejemplos, el arresto del comunicador Osmel Ramírez Álvarez, colaborador de Diario de Cuba y de Havana Times, y la de Roberto Jiménez, líder de la plataforma Juventud Activa Cuba Unida (JACU), quien estuvo desaparecido 16 días recientemente.

Las violaciones de derechos fundamentales se mantienen en Cuba y ganan terreno en Venezuela “gracias a la apatía y ausencia de compromiso de no pocos demócratas e instituciones”, entre las que incluye al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, resalta el OCDH.

Esta organización dedicada a la defensa de los derechos humanos en el tema cubano, fue fundada en 2009, en Madrid, y aúna principalmente a ex-presos de conciencia cubanos y otros activistas defensores de los derechos en Cuba y en la comunidad cubana exiliada.