Logo

Denuncia por la detención arbitraria de activistas en Cuba

View Comments

La Habana, 16 de agosto de 2016

Denuncia: Activistas detenidos

El pasado sábado 13 de agosto los activistas de #Otro18 y de la MUAD, María Mercedes Benítez Rodríguez, pastor Manuel Sardiñas Sañú y José Pacheco Cuevas, miembros también de Arco Progresista, fueron detenidos al mediodía en sus respectivas casas en Santiago de Cuba, de forma arbitraria y sin orden de detención, acusados por la supuesta autoría de más de 30 graffitis #Otro18 que aparecieron en distintos puntos de la ciudad.

La activista María Mercedes fue liberada horas más tarde, pero los otros dos restantes se encuentran aún en la Tercera Unidad de Policía de ese territorio del oriente del país. La orden de detención preparada a posteriori por la policía política recoge una vaga y genérica acusación de atentado contra la seguridad del Estado, que no se fundamenta en un hecho concreto y que convierte el título de uno de los capítulos del Código Penal en una figura de delito.

Llenar las paredes públicas de Cuba de graffitis es una práctica social y artística, históricamente legitimada en nuestro país como demuestran algunos graffitis que se conservan frente a la Universidad de La Habana, y consumada a diario como muestra de la libertad de expresión que de hecho ejercen los ciudadanos cubanos. Sus contenidos pro activos, que no injurian, difaman u ofenden a persona alguna, pública o privada, no son figura de delito en el Código Penal cubano, ni en ningún código penal en el mundo civilizado. Y a pesar de sus autoridades, Cuba es una nación civilizada.

Como muy bien vienen conceptuando los abogados de la Asociación Jurídica Cubana, miembros de la Muad y de #Otro18, se viene produciendo una permuta silenciosa de los garantes sociales y simbólicos de la legalidad en Cuba: mientras las autoridades violan olímpicamente la ley y la Constitución para imponer sus hechos y su poder, la sociedad civil las cuida celosamente. Dentro de este marco se mueven y moverán la Muad y #Otro18, y demandamos y esperamos que las autoridades liberen ya a estos activistas.

En la Muad y en #Otro18 nos seguimos preguntando por qué el gobierno teme tanto a las acciones ciudadanas respaldadas por todos y cada uno de los artículos de la Constitución y por sus leyes derivadas.

Proseguimos.

Secretaría Ejecutiva                                     Grupo Gestor
         MUAD                                    Plataforma Ciudadana #Otro18
 

© Democracia Participativa / Participatory Democracy